Nara-Back

Nara Back, una mujer súper busquilla y movida con las actividades de su vida

Una mujer súper busquilla y movida con las actividades de su vida es Nara Back, una joven extrovertida que ha sabido aprovechar cada oportunidad que se le ha presentado. Además, es dueña de una imagen y personalidad llamativa que la han ayudado a darse a conocer dentro del medio en más de una ocasión.

Su pasión por las comunicaciones y sobre todo las comunicaciones visuales, la han llevado a experimentar diferentes aristas como animadora, modelo, cantante, diseñadora de imagen, entre otras, experiencias que han enriquecido sus conocimientos y han permitido que en la actualidad pueda ligarlos con la tecnología sin cerrar las puertas a cualquier oferta que tenga que ver comunicar.

Sé que desde niña comenzaste a trabajar, ¿siempre fuiste muy movida, busquilla o inquieta para buscar trabajo tan joven?

Cuando era más joven, mi intención nunca fue trabajar ni buscar oportunidades de nada, no estaba deseando nada específico. Sólo de repente empezaron a aparecer “cosas” u oportunidades que me llamaban la atención y era como un constante “¿y por qué no?”. Siempre aparecía gente nueva, ofreciendo algo nuevo y distinto para hacer, como si una cosa llamara a la otra. Y obviamente, muchas cosas “por el amor al arte” o muy mal pagadas, lo que obviamente no me trajo mucho dinero, pero si miles de experiencias geniales e inesperadas.

¿Atribuyes el querer trabajar de niña a las ganas de ser independiente?

La crianza que tuve y eventual personalidad, me transformaron en una persona naturalmente independiente y trabajar resultaba algo obvio para mí, puesto que ayudaba a mi familia (y pasaba mucho tiempo) en tiendas de patronato, apoyando en los quehaceres de todo tipo, y fue ahí donde aprendí todas las nociones básicas de cualquier trabajo. Cuando niña no tenía ambiciones ni deseos muy claros, pero al menos tenía nociones acerca de la responsabilidad, lo que es fundamental en la independencia. 

¿Las oportunidades han sido el resultado de tu búsqueda o se han dado solas?

Las oportunidades para mi surgen a partir de la gente que he conocido, o que me ha visto “en acción”, y siempre resultó ser algo natural y no forzado. No toqué mil puertas, ni recurrí a ningún contacto, porque simplemente no los tenía. También creo que le debo mucho al juego de la imagen personal, espacio que siempre me he dado para expresarme y a raíz de eso, llamar la atención de algunos curiosos que llegan con nuevas oportunidades para mí. Sin duda el tener una personalidad extrovertida me ha favorecido completamente. 

Cuéntame, eres cantante, diseñadora de imagen, fuiste modelo, incursionaste en varias áreas, inclusive en tu blog ¿cuál de ellas ha sido la que más te ha llenado?

Todas las cosas que he hecho, he sido o he participado giran en torno a un puro interés mayor (y mi gran pasión) que es la comunicación, sobre todo visual, de un punto de vista humanista y casi antropológico. Lo vivo como algo que va más allá de cómo nos vemos, sino algo que tiene que ver con cómo nos comunicamos entre nosotros, y cómo herramientas tan grandes como la imagen y la visualidad, son partes claves en nuestro desarrollo. Las cosas que he hecho a lo largo de mi vida siempre giran en torno a esto, pero siempre desde distintos puntos de maduración. 

Ahora me dedico a algo similar, pero mucho más maduro, desde el rubro de la tecnología y la experiencia e interacción de los usuarios.

Hablando de fracasos, ¿cuál actividad de tu vida ha sido marcada por eso y debido a qué crees que no pudiste avanzar en ello?

Con respecto a los fracasos, no he tenido tantas metas, como para fracasar tantas veces, y las metas que me he puesto, las he conseguido, por lo que no siento que el fracaso sea algo fuerte en mí. Creo que mi “ausencia” de fracasos se debe al hecho de no tener tantas ambiciones ni deseos, lo que francamente me evita el porrazo. Aparte pasa que cada vez que siento que algo no es “lo mío” o “lo que estaba esperando”, se avanzar rápidamente hacia otra cosa que me llame la atención, sin sentir ese duelo propio del fracaso.

Lo que si he tenido son golpes muy bajos en mi vida, que me han marcado y han moldeado mi personalidad, pero no han dependido de mí, y no me han dado más que valiosas lecciones de vida. 

¿Es difícil, según tu criterio, surgir en Chile?

Surgir en cualquier parte del mundo debe ser difícil, además depende del rubro en el que quieras surgir. Sin embargo, creo que la clave es saber administrar y gestionar tus talentos. Con esto me refiero a que el talento debe ser tratado como un recurso; tienes que saber “vender” tu talento, mostrarlo a otros, saber qué hacer para perfeccionarlo y hacerlo, tener nociones de cómo tu talento puede ser requerido hoy en día y sobretodo, tener la sensibilidad de saber cuál es el paso siguiente para cumplir tu meta y ser constante al respecto. Al final es un plan, constituido por pequeños pasos. Yo así lo hice, y no fueron sino 13 años de “pequeños pasos” para llegar la posición en la que estoy actualmente. 

En Chile se da una situación especial, sobre todo con las artes y la humanidades: mucho trabajo por el amor al arte, y poca apreciación por lo cultural, lo que hace que todo sea más difícil, pero no imposible. 

Hablemos sobre la música y tu grupo, ¿en qué proyectos están y hacia donde se dirigen? 

Lulú Jam lleva muchos años en el juego, muchos integrantes y mucho de todo. Actualmente estamos en un descanso, que se da por dos razones: la primera es que los integrantes estamos cada uno haciendo su vida en lo profesional y eso evidentemente no nos deja mucho tiempo, y por otro lado, el tipo de música que nosotros interpretamos es de un nicho muy reducido, lo que no nos aporta en el sentido de que no abundan lugares adecuados para shows y al ser una banda independiente, no contamos con recursos y tiempo de sobra como para invertir nuestro capital humano en un tipo de actividad que requiere mucho tiempo y dedicación. Lo hacemos porque lo amamos y nos divertimos haciéndolo, pero por el momento no tenemos planes concretos. Lulú jam, como todas las cosas, tiene sus fases, algunas más movidas, y otras no tanto. 

¿Cuáles son tus proyectos a futuro?

Mis proyectos a futuro tienen que ver con gestionar mis talentos, a través de la especialización de lo que me dedico ahora, que es la tecnología y la experiencia de usuarios. Suena un poco ajeno a lo que he hecho en mi vida, pero no lo es, es simplemente otra arista de lo mismo, en otro nivel de madurez. 

Por otro lado, siempre me ha gustado comunicar y expresarme, y he logrado dar con diferentes medios que me han ayudado a hacerlo, y por eso jamás me cierro a esas posibilidades y acepto todo tipo de invitaciones, jaja.

¿Crees que vale la pena arriesgarse en la vida por lo que te gusta? (pensándolo como una recomendación a quienes están en esa etapa de la vida en que piensan en atreverse con emprendimientos, carreras, etc)

Arriesgarse por lo que uno quiere, es todo, sin embargo, hay una letra chica que nadie te dice: Tu éxito no sólo depende de lo que tú quieres para tu sueño, sino de lo que el contexto mande. Para tomar grandes decisiones como emprendimientos o carreras, tienes que estar atento a todas las variables, a lo que el mercado necesita, cuánto quieres ganar en el futuro, cuan factible es tu éxito y ojalá hacerse todas las preguntas que existan, por más de “adulto” que suenen y saber responder honestamente a ellas. Aquí soñar es la primera piedra, pero todo lo demás requiere planificación, paciencia y esfuerzo.

Compartir:

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *